fbpx

Los fraccionamientos privados o privadas han tenido un auge especial para los que compran casa en la CDMX. Esto no es casualidad. Vivir en un fraccionamiento en la CDMX brinda ventajas que otras opciones no ofrecen.

En esta entrada del blog de Spazio Casasol mostraremos cuáles son los beneficios de vivir en un fraccionamiento o privada y por qué es la opción de mayor demanda entre las personas que buscan comprar una casa en la CDMX.

A LA HORA DE COMPRAR

La mayoría de los fraccionamientos son construidos por grandes constructoras que brindan las garantías necesarias para las personas interesadas en comprar una casa en la CDMX; la garantía del prestigio y la experiencia, ofreciendo así la seguridad que requiere quien hace este tipo de inversión.

A diferencia de una colonia residencial urbana, el fraccionamiento privado de hoy utiliza una infraestructura mejor en muchos aspectos, logrando una mejor calidad de vida a los residentes del fraccionamiento.

Es muy atractiva la posibilidad de elegir el modelo de casa que más le convenga a quien compre casa en un fraccionamiento. La mayoría de los fraccionamientos tienen varias opciones a elegir y no sólo esta opción, sino la opción a la localización de la casa dentro del mismo fraccionamiento.

Y por último, las casas en fraccionamiento son hechas en serie, lo cual otorga un tiempo de espera menor ya que la construcción es mucho más rápida.

A LA HORA DE VIVIR

Una de las características más solicitadas y esperada por todos los que compran casa en un fraccionamiento es la seguridad. Los constructores invierten una importante suma en mantener a las familias protegidas. Los fraccionamientos tienen vigilancia, revisión de entradas/salidas y cámaras de seguridad. Esto aparte de tener la protección de bardas que aíslan el fraccionamiento de los alrededores.

Para todos los que compren casa en un fraccionamiento hay reglas a seguir, las cuales proporcionan un orden en cuanto a la vida comunitaria. Todas las reglas apuntan a un bienestar general y a una convivencia agradable entre los residentes del fraccionamiento.

FRACCIONAMIENTO GUARDIA

La mayoría de los fraccionamientos tienen áreas comunes donde se comparte, se organizan fiestas o eventos y los niños pueden jugar. Esto hace del fraccionamiento una pequeña comunidad de personas con los mismos intereses y modo de vida.

En un fraccionamiento se enaltece el sentido de comunidad, pero sin perder la individualidad que se adquiere a través de una casa unifamiliar con jardín y privacidad.

El fraccionamiento es una opción llena de ventajas para la persona que esté lista para comprar casa en la CDMX.

Es mejor vivir protegido, con personas que nos conocen como vecinos y en un ambiente colectivo que es, a la vez, individual. El fraccionamiento es signo de seguridad y exclusividad ya que el hecho de estar cerrado y con un acceso propio lo hace único dentro de la gama de construcciones que pudiera tener a su alrededor.

Todo esto es lo que ofrece un fraccionamiento y es lo que ofrece Spazio Casasol que construye siempre pensando en sus clientes.

Comprar una casa en fraccionamiento es tranquilidad, es llegar a casa y sentir que tienes un lugar donde descansar, porque hay seguridad y todas las demás ventajas que ofrecen una mejor vida.