fbpx

Muchas personas que están a punto de comprar un departamento se enfrentan a la difícil tarea de buscar algo que se ajuste a su presupuesto. Es por eso que comprar un departamento en preventa es una opción viable para los compradores, ya que pueden ahorrar dinero y hacer una buena inversión.

La mayoría de las preventas de departamentos se comercializan antes de que la desarrolladora inmobiliaria inicie con el proyecto. Esto en teoría tiene ventajas para ambas partes: la inmobiliaria consigue capital para construir y el cliente al comprar su departamento en preventa le ofrece precios preferenciales a los compradores, hasta 20% más bajos de lo que costará el inmueble ya terminado, además de otros beneficios que mencionamos a continuación:

Selección y personalización: La compra de un departamento en preventa le permite a los futuros dueños, en muchos casos, cierto nivel en la toma de decisión del diseño, opción que no es viable al momento de comprar un departamento ya terminado y en el que todas las decisiones fueron tomadas por la desarrolladora inmobiliaria.

Apalancamiento financiero: Las personas que compran un departamento en preventa lo hacen en un momento en que los precios del departamento son más bajos que cuando la propiedad se completa. Esto permite el comprador solicitar un menor préstamo hipotecario o ahorrar dinero si paga el total.

Juntar el enganche en un mayor periodo de tiempo: Muchas de las desarrolladoras inmobiliarias al momento de ofrecer al mercado departamentos en preventa, permiten diferir en pagos el enganche durante el tiempo de construcción lo que da más tiempo para cubrir este pago, que generalmente es del 30% del precio del inmueble. Inversión del dinero: Ya que el precio ofrecido fue menor al ser un departamento en preventa, cuando el desarrollo está completamente terminado el inmueble puede aumentar su plusvalía entre un 15 y 20%, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

Tiempo para administrarse: Desde el momento de compra tienes un plazo en el que puedes administrar tus gastos. Probablemente muchas parejas recién casadas tienen gastos de boda y este tiempo les permita recuperarse o ir comprando muebles e ir administrando su presupuesto. Las familias con hijos que compran departamentos en preventa tienen también más tiempo para evaluar opciones de escuelas y hacer los trámites necesarios con calma, revisar mudanzas, etc. Como se menciona en los puntos anteriores, muchos son los beneficios de adquirir un departamento en preventa. Sin embargo, lo primero y más importante que se debe hacer es verificar e investigar que la inmobiliaria que está detrás del proyecto tenga una buena reputación así como revisar cuanto tiempo tiene en el mercado y los proyectos realizados. Esto ayudará a que los compradores estén tranquilos de que la inversión de su dinero está en buenas manos.