¿Has sentido que cuando estás en el bosque percibes una sensación de bienestar que te inspira a quedarte a vivir ahí? ¡Debes saber que esto tiene una explicación! En este artículo te compartimos los beneficios de comprar una casa cerca de una zona boscosa en la CDMX, lo que representa una ventaja para tu salud, tanto física como mental.

Vivir cerca del bosque mejora tu salud

Las casas ubicadas en la alcaldía Magdalena Contreras ofrecen un entorno natural que brinda beneficios a la salud tanto psicológica como física. Por ejemplo, se combate el estrés, ansiedad y depresión. Estos cambios psicológicos se pueden demostrar mediante pruebas psicológicas, electroencefalogramas, por medio de mediciones de flujo sanguíneo cerebral, por parámetros cardíacos de presión arterial y de cortisol en saliva.

Una casa cerca de un bosque promueve el ejercicio

Vivir cerca del bosque aumenta las posibilidades de que realicemos alguna actividad física. Por ejemplo, varias de las casas ubicadas en la colonia San Jerónimo Lídice cuentan con áreas al aire libre destinadas exclusivamente para que las familias puedas realizar distintas actividades físicas. De acuerdo a investigadores suecos, al ejercitarnos en una zona rodeada de áreas verdes, podemos lograr una recuperación más fácil del agotamiento provocado por el desgaste físico.

Las casas en zonas boscosas neutralizan el estrés

Vivir en una casa ubicada entre el bosque y la ciudad cambia radicalmente la expresión física del estrés en el cuerpo humano. Un estudio descubrió que las personas que viven cerca de una zona boscosa presentaban niveles más bajos de cortisol (la hormona del estrés), en comparación con las personas que habitan en la ciudad.

Iniciar chat
1
¿Desea hablar? 💬
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarle?