Te encuentras en la situación entre rentar o comprar tu casa en la CDMX. Ambos tienen ventajas y desventajas. La respuesta depende de múltiples factores que incluyen tus finanzas, tus planes a largo plazo y el mercado de bienes raíces de la zona en la que vives. Para tomar esta importante decisión hay tres preguntas que debes hacer cuando te encuentres entre rentar o comprar una casa:

1. ¿Qué puedes pagar y cuánto ahorro tienes?

Al comprar una casa en la CDMX, la mayoría de los créditos hipotecarios requieren un pago inicial del 15% aproximadamente, ya que los bancos prestan entre el 80 al 95 % del valor del inmueble. A esto se debe incluir una comisión por apertura de crédito que equivale al 2.7% del monto solicitado y los gastos del avalúo comercial que piden los bancos que corresponde a 2.5 al millar sobre el valor de la propiedad aproximadamente. Por último, para gastos notariales se debe contemplar el 10% del valor de la propiedad.

Si rentas una casa en la CDMX, los costos mensuales generalmente se fijan por el término del contrato de arrendamiento. La mayoría de los contratos de arrendamiento requieren la renta del primer mes y un depósito equivalente a una renta por adelantado. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que los dueños pueden aumentar la renta tanto como quieran cuando finaliza el contrato de arrendamiento o vender la propiedad. Esta situación no es muy favorable debido a que no es seguro el poder permanecer el tiempo que uno quiera.

2. ¿Cuánto tiempo planeas quedarte en la casa?

En general, es mejor comprar una casa en la CDMX cuando se tienen planes de hacer una vida en un lugar. Los expertos coinciden en gran medida en que no se debe ser propietario a menos que los planes sean quedarse en la casa durante al menos cinco años. La gran ventaja es que al ser propia una casa, se puede decorar al gusto y personalidad, ya que será nuestro hogar por mucho tiempo. Otra ventaja al permanecer más tiempo en una casa propia, es que entre más tiempo permanezca, más probabilidades tendrá de obtener ganancias al momento de ofrecerla al mercado.

3. ¿Quieres estabilidad o flexibilidad para moverte?

Esta pregunta tiene mucho que ver con la anterior. Si en tus planes está moverte de ciudad, ir a un nuevo país a buscar un mejor nivel de vida para tu familia, o simplemente tu carrera profesional te exige moverte continuamente entre distintos países, comprar no deja de ser una opción.

Aunque pudiera pensarse que rentar una casa en la CDMX sea la opción mas indicada para este tipo de escenarios. Si se cuenta con el dinero puedes comprarla y vivir en ella por un tiempo. Cuando se presente la oportunidad de moverse a un nuevo lugar, una de las opciones es ponerla en renta. Esto te generará ingresos o incluso ayudará a pagar el crédito hipotecario.

La decisión entre comprar o rentar una casa en la CDMX dependerá mucho de tu respuesta a estas 3 preguntas. Mientras comprar una casa puede ser una gran inversión y puedes remodelarla a tu gusto, también representa un gasto inicial importante y un compromiso mensual que no durará menos de 7 años. Si por el contrario aún no tienes el capital disponible o no tienes claro donde vas a vivir los próximos años, rentar será tu mejor opción. Te permitirá reunir el capital y decidir con tiempo dónde quieres comprar.

Iniciar chat
1
¿Desea hablar? 💬
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarle?