Si vas a comprar una casa en la CDMX es de suma importancia tomar en cuenta que tenga una buena cimentación ya que esto dará seguridad al patrimonio familiar. La cimentación de una casa, o de cualquier tipo de edificación, es una de las partes estructurales mas importantes de la misma, por lo que no se debe escatimar en gastos para su correcto cálculo y diseño.

La función de la cimentación de una casa es recibir la carga o el peso de toda la estructura y transmitirla al suelo donde se construirá la casa. Esta carga se refiere a la suma del peso de los muros, losas, columnas e incluso las personas y los muebles que contendrá la obra una vez terminada. La cimentación también tiene que contemplar incluso su propio peso y el de la tierra que esta sobre la misma y bajo la estructura. Al comprar una casa en la CDMX se debe estar seguro que la cimentación sea capaz de transmitir al suelo toda esta carga sin que el suelo se deforme o falle, para que la estructura no se hunda en el terreno o se incline llegando a colapsar.

Hay distintos tipos de cimentación utilizados para la construcción. Elegir el tipo correcto depende en gran medida del tipo de suelo que tenga el terreno y el peso total de la casa en la CDMX que se quiere construir.

El primer punto entonces es tener conocimiento de las características del suelo donde se quiere construir. Para esto es necesario hacer un estudio geotécnico que no es mas que un estudio del suelo. Dependiendo del tipo de suelo se obtienen los primeros datos para saber el nivel de profundidad adecuado que debe tener la cimentación. Este es un punto muy importante para adquirir una casa en la CDMX ya que al ubicarse en una zona sísimica existen zonas con suelos que tienen depósitos lacustres muy blandos y compresibles, con altos contenidos de agua. Esto hace que se amplifiquen las ondas sísmicas y haya licuación de arenas. 

Los tipos de cimentaciones se dividen en 2 grupos:

Cimentación directa o superficial.

Estas se apoyan en capas poco profundas del suelo, ya sea porque el suelo tiene un alta capacidad portante o por tratarse de construcciones relativamente livianas. En este tipo de cimentación, la carga se reparte en un plano de apoyo horizontal. Es el más usado en casas en la CDMX.

Cimentación indirecta o profunda.

Se basan en el esfuerzo cortante entre el terreno y la cimentación para soportar las cargas ejercidas, o más exactamente en la fricción vertical entre la cimentación y el terreno. Por eso deben ser más profundas, para poder proveer sobre una gran área sobre la que distribuir un esfuerzo suficientemente grande para soportar la carga. Esta es la más usada en edificios para departamentos o torres de oficinas.

Al momento de comprar una casa en la CDMX que ya está terminada lo más recomendable es contactar a un constructor o ingeniero civil para que nos oriente. El deberá revisar las especificaciones del constructor, así como los planos de la casa para corroborar que correspondan a la construcción y que la cimentación que se haya dado a la casa sea segura y así nuestra inversión también lo esté.

Iniciar chat
1
¿Desea hablar? 💬
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarle?