Ya que por fin has cumplido tu sueño de comprar tu casa en la CDMX, es muy importante no descuidar el control de tus gastos mensuales para que tus finanzas y las de tu familia no se vean afectadas. Para esto es vital considerar todos los puntos que pueden llegar a surgir y así evites cualquier tipo de sorpresa relacionada a un gasto imprevisto.

En esta entrada de nuestro Blog Spazio Casasol te compartimos algunas recomendaciones para cuidar tu economía después de comprar una casa en la CDMX.

Considerar trámites posteriores a la firma

La transmisión de derechos concluye cuando tanto comprador como vendedor se presenten a las oficinas notariales a la firma de las escrituras. Una vez que ambas partes hayan firmado, el notario debe presentar una copia del avalúo y certificados de no adeudo al Registro Público (con su correspondiente pago de impuestos) para que puedes realizase la inscripción de la operación de compra-venta en el Registro Público.

Estos gastos implican una inversión de dinero que, en caso de no ser contemplada, puede llegar a causar cierta inestabilidad en tu flujo mensual de efectivo.

Evitar las salidas, mejor invita a tus conocidos a conocer tu nuevo hogar

Después de todo el trabajo y actividades que implican el mudarte a tu nuevo hogar, puedes hacer una pausa para compartir este gran logro con los amigos más cercanos.

No hay mejor idea que ofrecer una cena para pasarla bien y enseñarles cada una de las habitaciones y espacios de tu nueva casa en la CDMX. Además de ser una excelente oportunidad para mostrarles tus cualidades de anfitrión, esto te ayudará a evitar salidas que implican pagar cuentas de restaurantes, estacionamientos y otros gastos.

Muebles nuevos y decoración pueden esperar

Una vez que ya te encuentres instalado en tu nueva casa en la CDMX, una de las primeras diferencias que comenzarás a notar entre tu nuevo hogar y el anterior es la distribución de espacios respecto a tus muebles y elementos de decoración.

Es común que tu sala luzca algo “vacía” o que la cocina pueda llegar a parecer un espacio inmenso. Sin embargo, es importante tener presente que no existe ninguna prisa por adquirir muebles nuevos o comenzar con la nueva decoración de tu casa. Los expertos recomiendan evitar este tipo de gastos por lo menos en los primeros 6 meses después de haber adquirido el inmueble. De esta forma tu economía puede tener un plazo de recuperación que te permita generar un fondo que algún momento puedas destinar para estos fines sin comprometer la economía de tu hogar.

Fondo para emergencias familiares

Siempre es importante tener presente que las emergencias familiares pueden ocurrir en cualquier momento, desde un simple resfriado en los más pequeños del hogar hasta algún percance automovilístico en camino a tu trabajo. Debido a esto, después de comprar una casa en la CDMX, una de tus principales prioridades deber ser generar un fondo destinado a cualquier clase de imprevisto.

Recurrir a las tarjetas de crédito para cubrir este tipo de gastos puede derivar en que termines pagando grandes cantidades de intereses, aún más si te encuentras pagando algún crédito hipotecario. Un fondo de emergencias evitará que tu economía se desequilibre en caso de algún evento no contemplado.

Con estas recomendaciones que te damos será más fácil disfrutar de tu nueva casa en la CDMX de una forma tranquila para ti y tu familia.

Iniciar chat
1
¿Desea hablar? 💬
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarle?